lunes, 21 de febrero de 2011

¡Porque Acuario tiene Festival!

Sí queridos, aunque somos ajenos a cualquier evento social farandulero existente dentro de nuestro país, yo jamás he evitado el festival de Viña (es más, me considero una fanática). Así que a hablar del festival se ha dicho, de la manera más entretenida: el pelambre.

Todos sabemos que este año Chilevisión sacó el premiado y ha tratado de hacer lo mejor que puede, con los pocos personajes que tiene. También es consabido que Rafael Araneda se fue de TVN para animar el festival y no por “problemas internos,”y por más que la producción lo tiene durmiendo separado de la Marcelita Vacarezza para que se concentre cual futbolista, el tipo se ve feliz saltando en cuatro patas.

Por otro lado, Eva Gómez se pasea por la ciudad Jardín como si fuera la diva número uno de Chile, pero si ser tan chabacana como la Argandoña o la Chechi. Hermosa como ella sola, se pasó por las pompas a todos aquellos que dijeron que estaba ahí solamente por ser la pareja de uno de los productores y ha hecho de anfitriona del evento como si fuera un día más en el Diario de Eva.

Pero no quiero hablar del festival de este año. Qué lata. Porque ciertamente está fome. Ya de momento en que anunciaron que Oscar Gangas iba a encargarse del humor en una de las noches festivaleras, me dije a mi misma, que ese día el sueño me iba a bajar después del primer show. Así que hablando de Oscar Gangas, agarre los porotos pa’ pelarlos o el tejido pa’ hacer la bufanda. Pobre cristiano el señor Gangas. Han mostrado más de una vez en la tele de este año, como fue que en 1998 (cuando el Monstruo era de verdad), se lo comieron vivo.

Y como no recordar el 2000, cuando Enrique Iglesias, aún con la garrapata en la cara, en un un ataque de euforia, felicidad, psicopatía o quizás odio al pueblo chileno, lanzó la ya casi extinta Gaviota de plata al aire, hiriendo a una pobre señora que quedó más que enamorada de Kikito.

Ese mismo año, Cecilia Bolocco nos mostró su intimidad de una forma agresiva, haciendo que hasta Menem nos envidiara por lo que vimos en vivo y en directo.

Y como no olvidarse de las reinas. O si, las reinas del festival de viña han sido un tema importante. Aunque este año solo respaldo (y por ende ADA también, aunque no les guste) a la amada Jueza Carmen Gloria Arroyo, siempre he seguido a las reinas y el año pasado sufrí cuando dejaron a la ilusa Carlita Ochoa sin la corona.

Es que desde que se comenzó a elegir a una soberana en 1982 con una gloriosa Raffaella Carrá, la guerra por la tiara de viña crece y crece. Demás está decir que hasta se han boicoteado los famosos piscinasos. Como en el 2006, cuando Tonka Tomicic se lanzaba a la piscina del entonces famoso Hotel O’higgins y la picada Rocío Marengo lanzaba a unos cinco cabros chicos pelagato al agua para luego correr como desaforada y lavarse las manos. Y como olvidarse a mi parecer de la más grande reina de Viña. La única, con sabor, con azúcar, la grande Celia Cruz.

Así es nuestro festival. A la chilena, picante, con cahuines, pero por fuera parece glamoroso y fantástico, hasta con el pezón de la Marlen Olivarí incluido.

Pero el pilar del festival, la que hace que tanta parafernalia sea permitida, es la grande Virginia Reginato. Recauchada para la situación, este año la tía Coty se las trae. Y, ¿por qué no? Ella da los permisos y hasta ha autorizado las gaviotas como lo hizo con Alberto Plaza.
Cahuines del festival hay muchos, ¿se acuerda usted de alguno? Dígalo, compártalo, porque pelar, pucha que es bueno.

3 comentarios:

Kawat 21 de febrero de 2011, 23:27  

claramente el acuario apoya a la jueza

Darkula 22 de febrero de 2011, 0:02  

despues de sus fotos prohibidas... too el rato por la jueza

Momio 22 de febrero de 2011, 0:26  

No era otra jueza esa?... o la misma?... Que se sho. Igual el festival ni un llobrí antes era estiloso. Talvez era por la edad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger template 'Grease' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP